Crónica de Granada. Entre Al Andalus y el Renacimiento

Crónica de Granada. Entre Al Andalus y el Renacimiento

De vuelta ya, os contamos cómo fue nuestro viaje.

En Granada a finales del siglo XV ocurrió uno de los acontecimientos políticos, sociales, económicos y culturales más particulares de nuestra historia. El último reino de lo que fue el legendario mundo de Al Andalus se rindió a los reinos cristianos. Granada había sido durante 250 años el centro de la cultura musulmana en la península ibérica y una ciudad fuertemente vinculada con las tradiciones islámicas, con un intenso comercio con el norte de África y una clase artesanal altamente especializada. Sus élites habitaban el palacio más bello nunca construido en Al Andalus: La Alhambra. Todo ello sucumbió de la noche a la mañana.

Los nuevos dueños, Los Reyes Católicos inmediatamente quisieron dejar su huella en la última ciudad islámica en la Península ibérica. La población musulmana fue invitada a la conversión o al abandono de la tierra de sus padres y sobre la ciudad comienza a parecer nuevos edificios cristianos. Algunos de ellos eran de nueva planta, como la Capilla Real donde los reyes decidieron enterarse, el monasterio de los Jerónimos, el hospital Real o el descomunal Palacio de Carlos V. Otros edificios fueron transformados para nuevos usos, como La alóndiga del Carbón, o la Madrasa, convertida ahora en el primitivo ayuntamiento de Granada. Uno de los emblemas de la nueva ciudad fue la construcción de su afamada catedral. Es uno de los edificios más significativos del nuevo Renacimiento español, diseñado por por arquitecto Diego de Siloé.

Así, durante unos años, dos mundos se encontraron, convivieron con dificultades y también supieron encontrar espacios de convivencia.

La historia, siempre caprichosa, ha permitido que las huellas de este periodo de crisis y cambio único en la Europa del momento quedaran marcadas en Granada.

Nuestro viaje ha recorrido estos itinerarios y ha reconocido las huellas de esta historia fascinante. Nos ha gustado tanto que volveremos a repetir este viaje en la primavera de 2020.

Sin comentarios

Añadir un comentario