Fachada de la catedral de normandia nuestra señaora de bayeux

Cosas que ver de Normandía y la Bretaña Francesa

Cuando preguntamos que ver en Normandía, muchos desconocen la riqueza paisajística y patrimonial de esta región, así como la de la Bretaña Francesa. En cualquier caso, ambas localizaciones resultan espléndidas para cualquier viajero.

¿Qué visitar en Normandía?

Todos aquellos interesados en el arte, la historia y el patrimonio cultural están de enhorabuena, pues se trata de un territorio abundante en belleza que satisface la experiencia de todo visitante.

Rouen

Enamora a primera vista, repleta de casas con entramado de madera, deliciosas callejuelas, y elegantes iglesias góticas. Destaca la espectacular catedral, que aglomera todos los estilos góticos en un solo edificio. El Gran Reloj es otra de sus joyas. Está formado por un campanario decorado con un reloj de sol de color oro. Merece la pena subir para contemplar la belleza de los barrios antiguos. Seguimos con la Iglesia Juana de Arco y sus vidrieras del siglo XVI. Está situada en la misma plaza donde dieron muerte en la hoguera a la joven, a quien recordaremos también en la Torre Juana de Arco, sitio indispensable para los amantes de la historia medieval, pues en ella se desarrolló el juicio. De todas formas, el Centro Juana de Arco es el lugar más grande dedicado a este personaje histórico. Aunque, sin duda, disfrutar del Viejo Rouen es de lo mejor de la visita, puesto que nos sumerge en el mismísimo Medievo con más de 700 casas de coloridos entramados y sus calles de piedra.

De camino hacia el Canal de la Mancha: Jumièges, Étretat y Honfleur

Jumièges, situada en el valle del Sena normando, posee el ejemplo más espectacular del románico de la región: su abadía. Fundada en el siglo VII es una de las ruinas más hermosas del país, con dos torres de 50 metros de altura y un pórtico abierto a una espectacular nave al aire libre.

Étretat es conocido por sus maravillosos acantilados, que sirvieron de inspiración para pintores impresionistas como Eugène Boudin y Claude Monet.

Honfleur es una acogedora población marinera para aquellos que aman la historia marítima y la arquitectura medieval.

Playas del Desembarco, Bayeux, Monte Saint Michel

Las Playas del Desembarco constituyen un entorno cargado de historia reciente. El 6 de junio de 1944 tuvo lugar la mayor operación anfibia y aerotransportada jamás vista. Las tropas americanas, británicas y canadienses bautizaron estas playas normandas con nombres estratégicos: Utah, Omaha, Gold Beach, Juno y Sword Beach. Actualmente, siguen siendo visitadas por millones de personas.

En Bayeux, preciosa ciudad medieval, es capital conocer su famoso tapiz, el más grande y valioso de la Edad Media. Si bien se considera un bordado, ya que las escenas están cosidas y no tejidas en el lino.

El Monte Saint-Michel es una villa construida sobre un reducido islote en el que se alza la abadía benedictina dedicada al arcángel San Miguel (siglos VIII-IX). Se trata de un pueblo único, de calles estrechas, murallas repletas de historia y un mar que, a modo de fortaleza, sujeta esta belleza.

¿Qué visitar en la Bretaña Francesa?

Región de poderosas mareas, cuenta con 2700 kilómetros de costa y ciudades repletas de leyendas en el interior.

Saint-Malo, Dinan, Roscoff

Saint-Malo es dueña de las mareas más grandes del continente y su vida ha dependido del mar. Es tierra del Gran Azul, navegantes, descubridores y corsarios.

Dinan, por su parte, es una ciudad medieval de estrechas calles y casas de entramado de madera a veces decoradas con esculturas. Destaca la Rue du Jerzual, la más antigua de la localidad, con la célebre puerta para los visitantes.

Roscoff es otro puerto corsario. Conserva perfectamente su patrimonio arquitectónico de los siglos XVI y XVII.

Península de Crozon, Locronan

Ofrece apasionantes paisajes para practicar senderismo, sin olvidarnos de las conocidas Parroquias Bretonas. Ya en Locronan, pueblo celta, podemos disfrutar de las construcciones de los siglos XIV y XVII, época opulenta para ellos, pues fabricaban las telas de velas para barcos.

Pont-Aven, Carnac, Vannes

A Pont-Aven lo adornan los canales del río que cautivaron a Paul Gauguin, quien formó una escuela con el nombre de esta localidad.

En Carnac es momento para los amantes de la Prehistoria, pues allí se encuentra unos de los yacimientos arqueológicos más grandes de Europa: los espectaculares alineamientos de menhires.

Vannes se sitúa en pleno golfo de Morbihan y está protegida por sus murallas del siglo XIII. Es una bella ciudad portuaria de puertas y torres.

Nantes

Es la nueva capital de Bretaña. Ciudad portuaria primero, ciudad icono de la Revolución Industrial después y, actualmente, es una ciudad moderna y de servicios, en donde la sostenibilidad tiene un papel destacado. Ha sido fundamental la reconversión de la Isla de Nantes, ya que hoy es un enclave cultural y de recreo esencial para el ciudadano. Aun así, su larga historia hace de esta localidad un espacio muy interesante para combinar las visitas históricas con las modernas.

En suma, si sientes curiosidad y no sabes qué ver en Normandía y en la Bretaña francesa, podrás descubrir sus tesoros con Aularte-rutas del 3 al 10 de agosto.
Este Otoño puedes conocer también la Provincia Francesa de la mano de profesores expertos en arte y cultura. obtén más información aquí.

Sin comentarios

Añadir un comentario