VIAJAMOS A PORTUGAL.

OBIDOS

Esta villa histórica, antigua medina fortificada islámica, en tiempos del rey Dinis en el siglo XIII fue ofrecida a su esposa Isabel y entró a formar parte de los que se llama la Casa das Reinas. 
Así que las reinas de Portugal tuvieron durante más 500 años esta villa como refugio y beneficiada por su mecenazgo artístico. 

La ciudad conserva su encanto monumental en la que destaca la iglesia de Santa María que ocupa el recinto de la antigua mezquita en el siglo XVI, y conserva un rico repertorio decorativo,: el sepulcro D. Joau da Noronha una obra maestra de la escultura renacentista y las pinturas de Balthazar Gómes Figueira pintor manierista padre de la pintora barroca Josefa de Obidos, de la que la iglesia tiene un magnífico retablo pintado de 1611 que representa el matrimonio místico de Santa Catalina de Alejandría. 

La fortaleza es impresionante así como el recinto amurallado. 

El trazado urbanístico cuidado al estreno combina un luminoso juego de colores en sus fachadas. 

Por último Obidos es un ciudad literaria y a pesar de su pequeño tamaño sus librerías tienen un encanto único. 

Es una visita imprescindible para entender los vínculos que la cultura actual portuguesa mantiene con su pasado. 

Sin comentarios

Añadir un comentario